Todo Aerógrafos

Pasado, presente y futuro de la aerografía
    Mano con aerógrafo
    Bienvenido a Todoaerografos

    La aerografía a tu alcance

    En todoaerografos.com encontrarás la información que necesitas para comenzar en el mundo de los aerógrafos. Descubre por qué la aerografía es una técnica ideal para el modelismo, las maquetas, las miniaturas, el maquillaje corporal y de uñas y la repostería.

    ¿Qué es la aerografía?

    Forma parte de las técnicas de manifestación artística, donde se emplea un aerógrafo para aplicar diferentes productos sobre una superficie, por el método de aspersión o difuminación aérea.

    Esta técnica comenzó a utilizarse hace muchísimos años para iluminar fotos, después se utilizó en restauración y en carteles para publicidad, posteriormente se comenzó a aplicar para caracterizar y maquillar artistas que trabajaban en las películas y a modelos de fotografía. Y a partir de ese momento, es que se comenzó a extender su uso hasta el día de hoy, que tiene infinidad de aplicaciones en un amplio abanico de utilizadores.

    Actualmente, los aerógrafos profesionales permiten realizar diseños con gran nitidez y exactitud por lo que son muchos los artistas, que los emplean en la realización de sus obras de arte.

     

    ¿Qué es un aerógrafo?

    Es un utensilio de precisión que tiene forma parecida a un bolígrafo convencional, pero con las peculiaridades de una pistola de pintar, brinda infinitas posibilidades de crear diferentes acabados en muy variadas superficies. Su función es rociar pintura a presión sobre una superficie.

    Existen diferentes tipos de aerógrafos, los que, de acuerdo a sus características, se pueden utilizar en distintas especialidades. Por ejemplo, según se encuentre colocado el depósito de pintura, se clasificará como aerógrafo de succión o aerógrafo de gravedad. Y cada uno, tendrá sus propias características: de acción simple o doble acción.

    El empleo de los aerógrafos es muy necesario para trabajos tanto de gran tamaño como trabajos con un gran grado de detalle. Los aerógrafos se utilizan en la realización de maquetas, modelismo, maquillaje, tatuajes temporales, taxidermia, retoques fotográficos, pastelería, miniaturas, bricolaje, cuadros e ilustraciones.

     

    ¿Cómo funcionan los aerógrafos?

    El funcionamiento básico del aerógrafo es mezclar tinta y aire. Para que la presión de aire sea la adecuada, el aerógrafo cuenta con una pistola aerográfica conectada a un compresor.

    El aire que se expulsa a través del aerógrafo, es el que permitirá rociar con control los diseños. Para el control del flujo el aerógrafo cuenta con una especie de botón, con el que se puede ir variando la presión de salida del aire. Es una técnica que debe ser controlada y practicada, ya que será el diseñador quien deba ajustar la presión dependiendo de cuan diluida se encuentre la pintura, la distancia a la que debe pintar y la superficie del diseño.

    En el aerógrafo de acción simple el gatillo, solo va a controlar el suministro del aire. El flujo de tinta solo se va a poder ajustar antes de ponerlo en marcha. Es el recomendado para los principiantes porque es el de más fácil manejo. La mayoría de los aerógrafos de acción simple son de succión.

    En el aerógrafo de doble acción se puede controlar el flujo de aire y el de la pintura de manera independiente, presionando el botón hacia abajo se puede controlar la salida del aire y con movimientos hacia delante o hacia atrás se puede controlar la cantidad de pintura.

    Moviendo hacia atrás el botón más pintura suministrará. Este tipo de aerógrafo es el más comprado y avanzado. Lo utilizan los expertos pues permite lograr múltiples efectos en un diseño, hacer diferentes tipos de trazos y lograr una espectacular degradación del color.

    Cualquier modelo de aerógrafo es fácil de usar, puedes trabajar con ellos correctamente, sin problemas, aunque requiere de un tiempo de práctica para lograr una buena calidad.

     

    ¿Qué necesitas para aprender aerografía?

    Para poder aplicar la técnica de la aerografía se necesita un aerógrafo y un compresor básicamente, a los que hay que añadir una serie de consumibles y reguladores que son necesarios para el desarrollo de esta técnica. Por ejemplo, necesitaremos de una manguera que lleve el aire hasta el aerógrafo, un manómetro que nos indique la presión de dicho aire y un filtro de humedad que capture las partículas de agua. Esto sería lo recomendable en cuanto a equipo. Ahora, nos quedarían los consumibles como son las tintas o pinturas, disolventes, plantillas, material de limpieza…

     

    ¿Cómo elegir un compresor?

    Existen diferentes tipos de compresores para aerógrafos, por lo cual, en el momento de elegir deberás tener en cuenta una serie de características adecuadas a la actividad y lugar en el que vayas a utilizarlo.

    Hay dos características que para nosotros son básicas a la hora de elegir un compresor. La primera tiene que ver con la capacidad de almacenar el aire comprimido y, la segunda, el nivel de ruido que produce el motor cuando está trabajando. A partir de aquí ya podrás valorar otros aspectos técnicos como el número de pistones, lubricados con aceite, capacidad del calderín, etc.

     

    Partes del aerógrafo

    Una parte importante cuando estamos aprendiendo a utilizar el aerógrafo es la de aprender su mecanismo y, para ello, no hay mejor forma que conocer todas sus partes, lo que también será de gran ayuda a la hora de brindarle un correcto mantenimiento.

    Despiece de un aerografo

    Entre las partes básicas del aerógrafo encontramos:

    1. Corona: Está situada en el extremo anterior del aerógrafo. Su función es la de proteger la boquilla y la aguja además de regular el chorro de pintura
    2. Cuerpo de la boquilla: Alberga la boquilla.
    3. Boquilla: donde se junta la pintura y aire para salir al exterior. El diámetro del orificio encaja con la punta de la aguja.
    4. Cuerpo del aerógrafo: forma el chasis exterior que contiene el mecanismo principal del aerógrafo.
    5. Depósito: Receptáculo administrador de la pintura.
    6. Gatillo: Disparador y regulador de la cantidad de aire y pintura a aplicar.
    7. Palanca de movimiento: Junto con el gatillo transfiere a la aguja el movimiento hacia delante y hacia detrás.
    8. Mango: Subchasis que protege la parte trasera del aerógrafo en la que se encuentra parte del mecanismo regulador de la aguja.
    9. Aguja: Junto a la boquilla controla el flujo de aire y pintura.
    10. Guía de la aguja: A través de la cual se desliza la aguja del aerógrafo.
    11. Muelle: Parte fundamental para que la aguja vuelva a su sitio.
    12. Ajustador del muelle: Retiene el muelle para que pueda ejercer su cometido.
    13. Tuerca de retención: Evita que la guía de la aguja se salga del chasis del aerógrafo.
    14. Válvula de aire: Controla el paso de aire que llega hasta el aerógrafo desde el compresor. Se activa al pulsar el gatillo, liberando el aire.

     

    ¿Dónde comprar un aerógrafo?

    Si vas a comprar un aerógrafo, lo principal es que el vendedor te aporte confianza. Atrás quedaron las tiendas en las que solo se podía comprar físicamente. El comercio a evolucionado dando el salto al entorno online ofreciendo, en muchos casos, precios más competitivos.

    Si vas comprar un aerógrafo online, procura que el equipo sea de una marca de confianza. Los mejores aerógrafos en la actualidad, pertenecen a las marcas Iwata, Paasche o Gocheer.

    Si te estás preguntando cuánto cuesta un aerógrafo aproximadamente, te diré que el precio del aerógrafo medio no es bajo. Por lo que, para iniciarte en las técnicas de la aerografía es preferible elegir un aerógrafo barato para luego dar el salto hacia los aerógrafos profesionales conociendo bien tus necesidades. Una buena opción para esta primera incursión es la de comprar un kit completo que suelen incluir aerógrafo, compresor, manguera e, incluso, algunas pinturas y plantillas.

    Si ya tienes alguna experiencia en la aerografía, selecciona el que más se ajuste al trabajo que vas a realizar, que sea de fácil manejo y resistente. Recuerda tener en cuenta el tipo de pintura que vas a usar y la forma de alimentación.

    Por último, quiero dejarte tres consejos:

    • Observa la calidad del equipo y solo después céntrate en el precio.
    • Investiga si hay piezas de repuesto originales en stock y cómo es el servicio técnico para el aerógrafo que seleccionaste.
    • Asegúrate que el aerógrafo que vayas a comprar tiene certificado de garantía.